[Teoría del Desplazamiento Material] Pensando

por pepquilezlectures

Recientemente he llegado a la conclusión que la materia no solo se crea o se destruye, sino que a lo largo de su vida también se transforma. Hasta aquí nada nuevo. El simple hecho de concluir una experiencia como esta solo diluye la posible confusión de no haber entendido algún principio físico.

Sin embargo, hay algo fascinante, a la vez que peculiar, en toda esta transformación material. Si bien el material a menudo se transforma en otro elemento, a través de un cambio químico, a veces la esencia del mismo, no varía como ente “vivo” sino que es desplazado a otro lugar. En otras palabras, desplazamos una porción material de algo, para colocarlo en otro sitio. Un ejemplo quizá clarifique algunos de los hechos.

Durante muchos años, la ciudad de Barcelona, se abasteció de las canteras de Montjuïc (actualmente obsoletas, aún que quedan pruebas físicas delas mordeduras que se les hicieron a la montaña en forma de cajones cuadrangulares) para construir sus casa y revestir sus fachadas. Sin ir mas lejos, la propia fachada de la Casa Milà (La Pedrera) es producto del ensamblaje de numerosas porciones de roca talladas en la montaña de Montjuïc que fueron desplazadas hasta su fachada.

Es en este simple i singular proceso donde se observa que la materia, el sustrato propio de una zona, sigue existiendo en una misma realidad, aunque no en la misma ubicación. Dicho de otra forma, la montaña de Montjuïc ahora tiene unas cuantas toneladas menos de forma de montaña repartidas por numerosas fachadas y/o estructuras de la ciudad condal.

Resulta extraordinario pensar que si la montaña tuviera la capacidad de recopilar todos sus fragmentos diseminados  por la ciudad como si de un gran imán se tratará, la propia montaña podría recuperar su forma original. Es aquí cuando la determinación de ver que la materia se desplaza a través del espacio se hace posible.

La gran paradoja que acabo estableciendo reside en que a pesar de la destrucción/desintegración parcial de la montaña en pequeños fragmentos diseminados por la metrópolis, esta sigue existiendo en su totalidad material, dentro del mismo territorio (no tengo en cuenta que pequeñas partículas, así como elementos microscópicos puedan esparcir-se en formas diminutas a través del aire y acabar en otras regiones; en cuyo caso tendríamos que regenerar hasta las micro-partículas que por erosión natural o por movimientos humanos, han ido desapareciendo. Eso complicaría demasiado la Teoría establecida.)

Quizá ahora se asoma la posibilidad de reconstruir todos esos surcos abiertos en las grandes laderas de las montañas, para rehacerlas a base de pedazos y trozos de pavimentos, fachadas o resquicios diminutos de polvos esparcidos por algún lugar del mundo?

 

P.Q.

Anuncios